Las algas y la espirulina

Una de las mayores fuentes de belleza son las algas marinas, pues por su alto contenido de oligoelementos, aminoácidos, minerales, y vitaminas resultan ser una gran herramienta para luchar contra el envejecimiento.

La riqueza en clorofila de las algas; Las más ricas son la espirulina y el alga azul Klamath
La riqueza en clorofila de las algas; Las más ricas son la espirulina y el alga azul Klamath
Las algas son excelente para la circulación sanguínea y eliminación de toxina

Estas algas normalmente se encuentran cerca de la superficie del mar, pues deben realizar la fotosíntesis, y es precisamente según la cantidad de luz que reciban, que obtienen su extraña y diversa coloración. De esta manera, las que están más arriba son las rojas, luego las marrones, después continúan las verdes y por último están las azules, que son las que menos luz reciben. Por supuesto que éstas son sólo algunas de las algas que tienen grandes beneficios para el ser humano.
Se ha descubierto que las algas por su composición tan afín a la humana, así como por la gran cantidad de oxígeno que absorben, aportan todos los beneficios del mar y permiten una penetración casi total de los principios activos que devuelven elasticidad, belleza, juventud y salud a nuestra piel. Las algas más utilizadas en las estéticas y centros de belleza, tanto faciales como corporales, son las algas azules o las verdes.
El alga azul más conocida es la Espirulina, que forma parte del plancton marino y es microscópica. Su efecto en la piel es notable, pues le da hidratación y la capacidad regenerativa, que nuestra piel pierde con los años. La Espirulina contiene una elevada concentración de nutrientes, como diferentes proteínas y vitaminas, así como minerales tales como hierro y cobalto, y claro, oligoelementos.
Por otra parte, para combatir la celulitis y la retención de líquidos se emplean las algas verdes. Estas dolencias se originan con una alteración en el nivel hormonal lo que provoca una ralentización de la circulación sanguínea, por lo que no se eliminan las toxinas que se acumulan en el cuerpo, se produce la retención de líquidos y luego, la celulitis.

Un buen licuado a base de algas aportar excelentes nutrientes a nuestro organismo

La espirulina es un superalimento que ofrece proteinas mas digeribles que las de la carne vacuno y contiene una sorprendente variedad de elementos nurititivos: vitaminas, macrominerales, minerales, ácidos grasos escenciales, proteinas, ácidos nucleucos (ADN y ARN), clorofila, y una amplia gama de fitoquimicos.
El Alga Lithotamerica, es otra de las que se aplican en tratamientos relacionados con la celulitis o la retención de líquidos por problemas circulatorios, debido a que contiene una gran cantidad de calcio y magnesio, minerales fundamentales en un procesos diurético normal.
Propiedades dietéticas de las algas

Las algas son uno de los alimentos con más alto contenido en sales minerales y oligoelementos. Ricas en yodo, hierro (100 gramos de algas nos dan el doble de hierro que cien gramos de lentejas) magnesio, cobalto, calcio, fósforo y potasio. Por ejemplo con 100 gramos de alga Hiziki aportamos 1400 mg. de calcio contra los 100 mg. que entrega la leche. Oligoelementos como el cinc necesario para la correcta secreción y asimilación de la insulina, el hierro y el cobalto, encargados de evitar la anemia, o el silicio y el calcio, imprescindibles para fortificar los huesos, uñas, piel y cabello se encuentran presentes en las algas.
La riqueza en clorofila de las algas; Las más ricas son la espirulina y el alga azul Klamath. La clorofila activa las enzimas del cuerpo que intervienen en la asimilación de los nutrientes para transformarlos en energía; ayuda a purificar la sangre e incrementar la formación de hemoglobina, evita la contracción de los vasos sanguíneos y aumenta el rendimiento muscular y nervioso.
Algas para adelgazarLas algas aumentan de tamaño al entrar en contacto con agua, su medio natural, produciendo un efecto saciante y por otro debido a su gran aporte de yodo (las algas marinas son alimentos cinco veces más ricas en yodo que el agua de mar) regulan el funcionamiento de la glándula tiroides responsable de que se quemen los hidratos de carbono que ingerimos y no se conviertan en “michelines”. Las propiedades adelgazantes de las algas también se debe a que aportan mucílago (sobretodo el musgo de irlanda y el agar-agar) un tipo de fibra que estimula el buen funcionamiento del intestino grueso permitiendo una buena eliminación diaria de los residuos, requisito indispensable para eliminar el exceso de peso.
Una alimentación basada fundamentalmente en ensaladas, frutas y cereales integrales y la práctica regular de ejercicio físico son las verdaderas bases para la reducción de peso y grasa corporal.
Las algas son buenas coadyuvantes gracias al contenido en fenilananina, un aminoácido que suprime el estímulo nervioso del apetito en el cerebro que junto al aporte de yodo, minerales y enzimas nos ayudan a acelerar el proceso metabólico de reducción de peso y toxinas. El alga Kelp y el alga fucus se pueden consumir en comprimidos o cápsulas de 30 a 60 minutos antes de las comidas principales con unos o dos vasos de agua para actuar contra la obesidad.
Son una fuente de proteínas vegetales inigualable por aportar todos los aminoácidos esenciales en una proporción adecuada y con un coeficiente de digestibilidad de hasta un 95% (al lado del de la carne de un 20% o de la soja de un 35%). Además no contienen colesterol, grasas saturadas, residuos de antibióticos, pesticidas ni hormonas de síntesis como ocurre con las proteínas de la carne.

Por esto y porque sus aportes a tu belleza y a tu salud son invaluables uno no debe resistirse a un tratamiento de algas, que no sólo te hace sentir como nuevo, sino que también hará que te veas como nuevo.
Para más información: algas marinas, espirulina, fuente de proteínas

0 comentarios sobre “Las algas y la espirulina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *